BAJA VISIÓN

Baja visión

Ofrecemos un servicio personalizado para pacientes con baja visión y una amplia variedad de productos ópticos especializados en la mejora del rendimiento visual y calidad de vida.

Con el término “Baja visión” se entiende la condición de una persona cuya visión es muy baja a pesar de usar gafas, lentes de contacto, medicamentos, o incluso después de una cirugía. Esta falta de visión dificulta la realización de las tareas diarias como leer, hacer la compra, cocinar, ver televisión y escribir. Aunque la visión perdida no se recupera, se puede aprender a usar mejor el resto visual que queda.

Formas de aumento

En general, una persona con baja visión no puede ver los objetos del tamaño real, pero sí puede verlos si aumenta la percepción de su tamaño. Las ayudas ópticas para baja visión se basan en la amplificación de la imagen que se forma en la retina.

Esta amplificación se puede conseguir por medio de 4 formas de aumento:

Aumento del tamaño relativo

Aumentar el tamaño real del objeto. Si duplicamos el tamaño de un objeto al doble, la imagen en la retina también se duplica. Se puede lograr mediante la utilización de fotocopias ampliadas (macrotipos) Tiene diversos inconvenientes: son poco motivadoras si se utilizan fotocopias en blanco y negro; no sirve para todas las necesidades.

Aumento por la disminución de la distancia relativa.

Al reducir la distancia entre el objeto y el ojo, se consigue que la imagen del objeto en la retina sea mayor. Si un niño no es capaz de ver un texto a 40 cm., se lo acercamos a 10 cm. y le estamos aumentando la letra unas 4 veces. Como leer a 10 cm. es incómodo, le prescribimos unas gafas especiales para ver a tan corta distancia, que le ayudan a enfocar, mediante lentes convergentes (positivas), que no aumentan el tamaño del objeto pero sí nos permiten verlo enfocado.

Aumento angular

Se utiliza cuando el objeto está demasiado alejado y no se puede acercar o modificar su tamaño (un cartel, un edificio). Se utiliza para ver de lejos y se logra por medio de telescopios. Desvían la luz de tal forma que da la impresión de que el objeto está más cerca y, por tanto, que es más grande.

Aumento por proyección

Un objeto se agranda mediante su proyección en una pantalla: diapositivas y la lupa televisión (mediante un circuito cerrado de televisión permite la ampliación de la imagen hasta casi 100 veces).

Uso de filtros

También puede ayudar el uso de Filtros, que son lentes coloreados que absorben la luz para evitar los deslumbramientos o la fotofobia. También existen protectores para los laterales de las gafas, o viseras para evitar que penetre demasiado luz en los ojos, que en ciertas patologías es necesario para mejorar la funcionalidad visual.

Son útiles para que el usuario se sienta más cómodo ante la luz, mejorar el tiempo de adaptación a la luz y a la oscuridad y evitar deslumbramientos.

Salud visual a tu medida

Contacta con nosotros